jueves, 26 de octubre de 2017

Especial 4 La máquina de besos: El feminismo.



Ahora dime que después de dejarte este concepto, no se te van a cruzar una serie de ideas del tirón: FEMINISMO.
Pensarás en igualdad, pensarás en manifestaciones, pensarás en mujeres no aceptando seguir el patrón, en tu vecina, tu madre, tu hermana, tu alguien cercano que ha roto con todo lo que se suponía que debía hacer según el juicio de otro alguien aleatorio.
Hace siglos que esto sucede, no te estoy descubriendo nada nuevo, sin embargo, yo sí me sorprendí cuando estaba en fase de documentación de La máquina de besos.



Pasó con la revolución industrial del XIX, que el peso del trabajo antes repartido entre el hombre y la mujer por aquello del campo, se disgregó. Las fábricas necesitaban operarios, gentes fuertes, hombres. Las casas necesitaban funcionar, solo quedaban ellas para ponerlas en marcha. No tenían más cosas que hacer, claro, ya no dependían del campo para comer, se habían mudado a la ciudad y lo de los huertos urbanos es cosa nueva, ya sabéis.
Por otro lado, la educación –los educadores-, le hacían la cobra al género femenino. Que ellas pensaran no era importante, ni prioritario, total, las vergas dominaban el mundo, mejor centrar el esfuerzo en ellos.
Estas cosillas ya le tocaban las pelotas a gente mucho antes de lo que te las tocan a ti o a mí. Y no solo te estoy hablando de filósofos, que los había, reclamando una igualdad inexistente, te hablo de economistas, médicos y gente que estudiaba estadística, con voluntad de llamar la atención a otras personas sobre la esclavitud a la que estaba siendo sometido el género femenino.



Bueno, pues en estas más o menos se introduce una novedad en aquellas tierras: la libertad de expresión. Y mucha gente, muchas Charlottes de la vida real, se deciden a denunciar y quejarse públicamente, porque querían votar y decidir sobre sus vidas, obtener igualdad frente al hombre también en derechos de propiedad y muy importante: igualdad a la hora de obrar, así como en los derechos dentro del matrimonio (porque a causa de ser mujeres, no podían tener propiedad alguna a su nombre (Nota dentro de la nota: recordad el dramón de la señora Bennet y el primo de marras que va de visita en Orgullo y prejuicio. Pues eso). VOTAR… Eso que a día de hoy muchos no hacen por perrería, un domingo cada cuatro años. Algo tan sencillo y que puede cambiar millones de vidas. Pues allí estaban ellas, pioneras, manifestándose, exigiendo el sufragio. Ya ves.

(Aquí una pequeña muestra de escritoras feministas, de aquellos tiempos, pero también actuales).

Si no hubiesen existido las Charlottes, ¿cómo sería el hoy?
Da que pensar, ¿eh?
Da hasta para escribir un libro.

Volvemos pronto, solo quedan un par de especiales. Luego os hablaré de otras cosas.

Gracias por seguir, por leer y por votar. 

jueves, 12 de octubre de 2017

Reseña Un largo silencio - Ángeles Caso


En esta novela que como su propio nombre indica, se habla de más silencios que palabras, encontramos la historia de la familia Vega, casi femenina en su totalidad, y numerosa (tres hijas, un hijo, una nieta, dos nietos) existiendo durante la Guerra Civil española, o más bien en el antes y el después.

Rojas las protagonistas por extensión del padre, cada una con una vivencia distinga, con una historia íntima que no comprarte con el resto, guarda en sus silencios todas las emociones, la rebeldía, los auténticos sentires y pesares que debieron ser tan semejantes a los que muchas mujeres de piel, no de papel, debieron sentir durante esa época.

Me ha conmovido con las historias porque me han roto unos cuantos esquemas. El retrato social de la época es abrumador, y eso que está protagonizado por esta familia que se marchó, que no la vivió todo en primera persona. Se me han puesto los pelitos de punta, así resumiendo. Muy fuerte. Muy intenso.
Destacable también el cambio de tiempos verbales, los saltos y la anticipación de hechos que nos narra la autora desvelando parte del futuro incierto que tiene el personaje.

Es muy recomendable.

 Un largo silencio - Ángeles Caso ISBN. 9788408071082

Me viene a la cabeza aquello de que “la mujer solo destaca en la novela cuando sufre” y lo veo cada vez más absurdo, o comparto menos. La mujer sufre tnato como el hombre. Solo hay que leer a un protagonista masculino, ver cómo se le potencia, y hacer lo propio con uno femenino para darse cuenta de que son iguales. Los héroes y heroínas solo existen en el lector.

jueves, 5 de octubre de 2017

Entrevista Hermes Prous, El tercer sello






A modo introductorio, como presentación, háblanos de tu carrera como escritor, Hermes.

Empecé no hace mucho, en primavera de 2015, a raíz de un concurso de microrrelatos. A partir de ahí, empecé a participar en numerosos de ellos. A los pocos meses, empecé a escribir mis propios relatos y novelas. Casi al mismo tiempo, surgió la PAE (Plataforma de Adictos a la Escritura),a quien me uní a ellos a través de una amiga que era miembro de este colectivo.

            A nivel de publicaciones, El Tercer Sello es mi primera novela publicada, y tengo una veintena de relatos publicados en diferentes antologías, algunas seleccionadas de concursos y otras no.






He de decir que iba anotando preguntas según leía la obra, así que si te parece, comenzamos.

            Cuando quieras

Tenemos por protagonistas a una pareja de policías muy de los ochenta. Cuéntanos a qué se enfrentan.

            Nos encontramos el lunes de la semana de Sant Jordi (23 de abril) con un cadáver flotando en las aguas del puerto de Barcelona, debajo de todo de las Ramblas. Estos dos agentes; Aguirre y Garrido investigarán el asesinato a lo largo de esta semana que les llevará por una senda más oscura y siniestra de lo que podría uno imaginarse. Que no es poco, teniendo en cuenta que el 70% de los barceloneses se sentían inseguros por aquellos años. Te recuerdo que es la época de los atracos a bancos, el “caballo”… No quiero desvelar mucho más, pero el tema tira en dirección sectas y predicciones bíblicas.

Aguirre vive una situación casi insólita en el momento. Su mujer se ha ido con el niño y no va a volver...

            Efectivamente, Nos encontramos con Aguirre, el inspector de policía protagonista de la novela en que su familia se ha marchado de casa. Como bien sabes, la novela se estructura a partir de los días de una semana. Al final de cada día, veremos la vida privada del protagonista, podríamos decir que se trata de una trama paralela, en la que conoceremos un poco más a fondo a Aguirre, que como has dicho, se encuentra en un momento familiar crucial, que también viene marcado por la época, unos cinco años antes se había promulgado la ley del divorcio.

Garrido, en contraposición, parece vivir en una época distinta a la de su compañero.

            Al principio lo único que parece que diferencia a Aguirre y Garrido, es que el primero se ha adaptado a los tiempos democráticos mientras que el segundo no. Aguirre parece ser más persona humana y Garrido un simple troglodita. A lo largo de la novela, veremos que hay más matices, todos tienen aspectos positivos pero también negativos.

Cada día aparecen más secundarios. ¿No tiene que ser un poco complicado llevar una rata al hombro de continuo?

            Probablemente sí. Pero la idea de un punky que lleva una rata al hombro en la “chupa” de cuero está inspirado en un caso real, de un punky que conocí en mi comarca.





¿Hace tu novela un retrato social de la Barcelona de los setenta-ochenta?

            Aunque no era la idea principal, si era importante para mí ambientar cómo era la Barcelona de aquella época, que el lector sintiera que realmente eran así los ochenta. Aunque es una novela de género, si que podría hacerse un análisis de cómo era la sociedad entonces y compararla con la actual. Personajes como Aguirre y Garrido existen aún en la actualidad, aunque quizá en los ochenta ese tipo de rol estaba socialmente bien vistos y aceptados, o más que en la actualidad.

            La idea primera era la de hacer una novela de terror fantástico mezclado con el género noir, aunque finalmente, hay más costumbrismo y menos terror, especialmente en la primera parte de la novela.

¿Hay lugar para el romance en la vida de Garrido, cuando todavía maldice a la democracia por aquello del divorcio?

            Si, pero obviamente no con su mujer con la que lleva más de veinte años casado. Quizá en un futuro puedas leer algo al respecto sobre el amor y Garrido.

La cosa empieza a ponerse muy interesante a partir del día cuatro. La iglesia: ese arma de doble filo.

            Con la iglesia hemos topado. En este caso, no se cumple el dicho. Bromas aparte, la figura del sacerdote siempre ha sido muy atractiva en las historias hasta convertirse en un arquetipo. Para mi primera historia larga quería tener a mi propio cura que formara parte del grupo de los protagonistas. De ahí que exista el padre Agustín, a quien quería que fuera todo lo contrario a Aguirre y Garrido, él es culto, filántropo, humanista y crítico con la cúpula del Vaticano. Mientras que los policías son bastante despreciables y unos antihéroes, el padre Agustín encarna toda una serie de valores positivos. Me pareció interesante contraponer l

Me ha llegado a producir agobio leer sobre celtas cortos, habanos, fortunas y demás, encendiéndose sin descanso.

            Forma parte de cómo yo creo la ambientación de aquella época, que yo viví de pequeño, siempre he creído que las marcas forman parte importante de nuestro entorno (nos guste o no) y si las pongo creo que ayuda y facilita al lector a transportarse a esa época. Por eso mismo cito productos como los calzoncillos Abanderado, la colonia Chispas o el Talbot Horizon, entre otros.

Supongo que te lo han preguntado mil veces, pero: ¿por qué el tercer sello y no el primero o el segundo?

            Solo leyendo la novela sabrás porque es el tercero, y no, no tiene nada que ver con la filatelia. En todo caso, tengo que decirte que hay cierta trampa en el título, pero claro no puedo contártelo sin que se convierta en un “spoiler” de la novela.

Hay violencia injustificada, supongo que es cosa de sectas.

            Como comentaba, tenía que ser una novela de terror fantástico, finalmente quedó relegada esta parte más irreal a la segunda parte de la novela, mas o menos cuando el fin de semana en la novela. En cuanto a la violencia injustificada creo que te refieres al final de la novela, si es así… El Tercer Sello no podía tener un final alegre y justo. Varios lectores me comentan que es un final que produce rabia e impotencia. Era precisamente lo que quería transmitir. Por desgracia, el mundo real en más ocasiones de las que nos gustaría es así.





¿Noir equivale a novela policíaca? ¿Qué diferencias existen?

            Realmente, no soy especialista en el género. Cuando pienso en Noir, me vienen a la cabeza toda una serie de tópicos cinematográficos; policías corruptos de Estados Unidos justo después de la Segunda Guerra Mundial, El alcohol, la femme fatale, poderosos que se han hecho ricos de un modo muy oscuro.

            ¿Son realmente dos géneros distintos?  el primero, ¿lo entendemos actualmente como si fuera un genero muy determinado en una época específica con unas características muy delimitadas? mientras que el segundo sería más genérico. Realmente, no creo que sea yo la persona oportuna para dar una respuesta adecuada a esta pregunta.

            Aunque ciertamente, yo he usado la palabra Noir en el subtítulo de mi novela y bien podría haber usado la otra. En todo caso, es por una simple preferencia personal, aunque si lees la novela verás que se reproducen varios de los tópicos que te comentaba antes sobre el genero noir.


Bien hilada la trama llegando al final. Ajenjo y cosas.

Todo surgió viendo un programa de Cuarto Milenio, había una idea, un concepto, una coincidencia que me pareció genial, era perfecta para inspirar una historia y eso es lo que hice. La idea era llegar a ese punto.

            Por otro lado, hacía tiempo que quería escribir una historia de terror urbano, al estilo de Clive Barker, Ramsey Campbell o la saga de videojuegos Silent Hill, ambientada en Barcelona. Si te fijas, la novela tiene muchas influencias de Los Sin Nombre (la adaptación cinematográfica que hizo Jaume Balagueró,  más que de la novela de R. Campbell)

¿El final está cerrado?

Si. Muchos lectores me han pedido una segunda parte, con más aventuras de Aguirre y Garrido, pero creo que sería un error una nueva historia de los dos detectives deambulando por el barrio chino bebiendo sol y sombras.  Aún así hay algo…

¿Algún spinoff?

            Habrá una ampliación de la historia del Tercer Sello, a través de relatos protagonizados por los diferentes personajes de la novela, y ambientados en el pasado, presente y futuro con respecto a los hechos acontecidos en 1986. Se darán respuestas a cosas que no se daban en la novela. Por ejemplo, sabremos que pasa con Aguirre y Garrido en las olimpiadas de 1992, o como fue la investigación del juez Fonseca contra el comando Barcelona de ETA. Conoceremos la vida de Van Hummel, desde que nació en Holanda, a su paso por Ibiza o la Costa Brava, o las horas finales del Rubio…

¿Tienes nuevos proyectos en mente?

Varios. Tengo cinco o seis relatos en marcha. La ampliación del Tercer Sello que te acabo de comentar, y tengo ganas de volver a mi saga de fantasía épica, que dejé interrumpida por El Tercer Sello. Se trata de un mundo de fantasía con orcos humanos, elfos… al igual que muchos otros autores del género, tardaré varios años en terminarla,

¿Quieres añadir algo que no te haya preguntado?

            Hace apenas pocos días ocurrió el trágico atentado en Barcelona perpetrado por ISIS. Personalmente, ha sido impactante y desolador. En el libro cito el otro gran atentado que sufrió la ciudad condal, precisamente hace 20 años, y es terrible que haya vuelto a pasar algo así, y en el mismo tramo que recorre Aguirre en un pasaje de la novela. Quería aprovechar para mostrar mis condolencias y apoyo a todas las víctimas inocentes de esta salvajada, que esta vez ha ocurrido en la ciudad que tanto quiero y que es un personaje más en mi novela.